Ñublense 2020: ¿Qué dicen los datos del campeón chileno de Primera B?

En este artículo revisaremos algunos datos de la campaña de Ñublense luego de coronarse campeón del torneo #JuegaEnLinea.com de Primera B Chile 2020, además de revisar su plantilla con el fin de identificar qué posiciones debiese reforzar de cara a su nuevo desafío en la Primera División chilena este 2021.

En primer lugar, el siguiente gráfico del tipo radar resume algunas de sus principales estadísticas ofensivas (rojo), de uso del balón en posesión (amarillo) y defensivas (azul). Los valores indican percentiles para cada métrica en comparación al resto de los equipos de la liga, es decir, los valores van de 0 a 100 dependiendo del ranking en que se ubica Ñublense respecto al resto de los equipos. Mientras más cerca de 100 es el valor, más arriba es la posición en el ranking, lo que dependiendo de la métrica puede ser mejor o peor.

Ofensiva

En la parte ofensiva queda de manifiesto que Ñublense tuvo una gran campaña en cuanto a goles convertidos y xG (goles esperados). Esto implica que hubo una generación de juego que posibilitó la realización de tiros que acumularon una alta probabilidad de gol y que dichas ocasiones fueron convertidas. De hecho la diferencia absoluta de ambas métricas es positiva (ver gráfico a continuación), lo que indica que sus jugadores fueron efectivos y estuvieron sobre lo esperado en relación a las probabilidades.

Destaca además un porcentaje alto de efectividad (mayor al 30%) en jugadas con táctica fija o pelota detenida (tiros libres, corners, laterales, etc.). Por otro lado, las jugadas de contragolpe finalizadas con al menos un tiro al arco fue uno de sus números bajos en lo ofensivo.

Uso del balón en posesión

En relación al uso del balón, Ñublense fue uno de los equipos con % de posesión un poco mayor a la mediana de la liga, al igual que en la métrica de pases claves precisos. Esto último señala una adecuada precisión en el último pase previo a un tiro, mayormente en el último tercio.

Los números bajos o malos tienen relación con los centros precisos, los regates (dribbles) exitosos y los balones perdidos en terreno propio. Esto en parte describe una manera poco efectiva de atacar por las bandas, además de la falta de jugadores con capacidad de driblear exitosamente y fallas en la salida con pérdida de balón.

Defensa

En la parte defensiva ocurre algo más bien paradójico dado que gran parte de los números de Ñublense son bajos: % de duelos defensivos ganados, recuperaciones de balón y pressing, sumado a las pérdidas de balón de campo propio ya mencionadas; pero aún así el xG acumulado de sus rivales fue muy bajo, por lo tanto se puede decir que los rivales de Ñublense no supieron aprovechar las ventajas que tuvieron: ejecutaron tiros con bajo xG y de alguna manera también Ñublense en parte supo defenderse desde la posesión.

Revisemos ahora la plantilla 2020 de Ñublense. En el siguiente gráfico de dispersión se visualiza en particular para cada jugador: su edad actual (eje x), el porcentaje de minutos jugados en la temporada respecto al total posible (eje y) y la posición predominante (color) durante la temporada. Además se indica como referencia el intervalo de 25 a 29 años el cual se puede considerar como el periodo donde los jugadores generalmente alcanzan su peak de rendimiento.

En primer lugar, la distribución etaria de Ñublense es bastante heterogénea, tanto de manera general como también si solo miramos el grupo de jugadores con más minutos en cancha:

  • 4 jugadores mayores de 30 años con al menos el 40% de los minutos jugados, como el portero uruguayo Odriozola, el central Ampuero, el delantero argentino Ortega y el volante L. Valenzuela.
  • 5 jugadores en el intervalo peak de rendimiento con al menos 35% de los minutos jugados, como el central Vargas, el mediocampista argentino Mateos, el lateral izquierdo Campusano, el mediocampista central K. Valenzuela y el delantero Escalante.
  • 7 jugadores sub 25 con al menos el 40% de los minutos jugados, como el volante Rozas, el central Kimura, los punteros Pérez y Briceño, los laterales Navarrete y Avello, además del delantero Pinto.

El sistema de juego de Ñublense varió entre 3–5–2 con un enganche y un 4–2–3–1 considerando principalmente estos 16 jugadores.

A continuación haremos un ejercicio enfocado en la planificación de la plantilla de Ñublense de cara al 2021 con tal de definir qué posiciones debiese reforzar el club en función de las fortalezas y deficiencias encontradas:

  • La ofensiva anduvo bien y se tiene un número no menor de jugadores ofensivos con alto % de participación en minutos jugados, de distintas edades y cuyos índices de rendimiento individual están dentro de los más altos de la plantilla, como se aprecia más adelante en el último gráfico. Además, la efectividad ofensiva a nivel individual también estuvo bien, destacándose algunos casos que estuvieron sobre lo esperado, como por ejemplo el juvenil Pinto de 22 años, que ya retornó de su préstamo a Coquimbo Unido.

Por lo tanto, teniendo además en el plantel a jugadores como Ortega, Escalante, Bustamante y Coronado, reforzar a los delanteros centrales no es la principal prioridad, aun cuando pudiesen contratar a algún “calado” para enfrentar la Primera División, considerando además que aún cuentan con cupo para extranjeros. Otra opción podría ser reforzarse con algún puntero para ser banca de Briceño o uno que mejore la performance de Pérez por la punta izquierda.

  • A nivel de mediocampo también se observaron buenas alternativas de volantes ofensivos como Mateos, Rozas y L. Valenzuela, además de contar con Astete y Araya en el plantel. Sin embargo, las posiciones de volante central y volante defensivo no tienen muchos especialistas. Si bien este perfil de jugador no destacó en la plantilla y sistemas de juego 2020, por ahora sólo están Orellana y Demateis (K. Valenzuela está cedido a préstamo en S. Wandereres hasta fines de febrero). Por lo tanto, una opción podría ser reforzar estas posiciones.
  • En la defensa vimos que la performance estuvo baja. Esto puede deberse a diversos factores, ya sea individuales y/o colectivos. Incluso el mismo hecho de jugar con línea de 3 puede tener relación. Un enfoque podría ser reforzar la línea de centrales, aun cuando Vargas y Ampuero jugaron casi todos los minutos y se tiene a Kimura y a Turra como alternativas.

Por otro lado, los laterales del 4–2–3–1 o los carrileros en el sistema 3–5–2 juegan un papel importante y sólo Campusano es el jugador con más minutos y edad en peak de rendimiento. El resto (Navarrete, Avello y Tapia) son jóvenes de menor participación y justamente en posiciones de menor índice de rendimiento individual, como se aprecia en el siguiente gráfico de tipo cajas y bigotes con el score de Futbolytics asociado a los jugadores según las posiciones predominantes de toda la plantilla:

Entonces, considerando todo el análisis previo, desde el punto de vista cuantitativo sería recomendable que Ñublense 2021 se refuerce con al menos un:

  • Lateral derecho
  • Mediocampista defensivo y/o central
  • Lateral izquierdo

Finalmente, queremos resaltar que utilizando nuestra plataforma es posible encontrar los mejores candidatos para cada posición según las características técnicas, físicas y mentales que se busquen y aplicando las restricciones o preferencias que se tengan en cuanto a edad, valor en el mercado, altura, nacionalidad, liga, entre otras variables. Si estás interesado no dudes en contactarnos.

La revolución de los datos en el fútbol a un click. Estamos para ayudarte.

La revolución de los datos en el fútbol a un click. Estamos para ayudarte.