¿Cómo evaluar el rendimiento de un arquero?

A la hora de evaluar el desempeño individual de un jugador siempre es difícil aislar la influencia que tiene el rendimiento general de su equipo en sus estadísticas. Los jugadores que pertenecen a un club con buen rendimiento grupal tienden a tener mejores números y los porteros no son la excepción. Por lo tanto, en este artículo comentamos distintas maneras de evaluar su rendimiento, junto con sus ventajas y desventajas.

Para entender completamente este artículo es necesario conocer el concepto de goles esperados (xG), también conocido como expectativa de gol. Por lo tanto, antes de continuar leyendo, recomendamos leer nuestra publicación que explica el significado de dicha métrica.

En esta ocasión nos centraremos en analizar el rendimiento de los arqueros cumpliendo su principal función: defender el arco. Esto lo haremos revisando distintas métricas, algunas muy populares y otras que no lo son tanto, pero que a nuestro parecer miden mejor la capacidad de un arquero de defender su valla. En este artículo no nos enfocaremos en los aspectos ofensivos del arquero como ser capaz de dar pases estando bajo la presión del rival o ser efectivo dando pases largos. Esta faceta del juego se analizará en un próximo artículo.

Goles recibidos

Los goles recibidos son comúnmente utilizados en los debates para determinar qué arquero es mejor, incluso existen premios como el Trofeo Zamora en La Liga española o el guante de oro en el Mundial que condecoran al arquero con menos goles recibidos.

La ventaja de esta estadística es que es muy fácil de obtener, pero tiene la gran desventaja de que se tiende a sobrevalorar a los arqueros de equipos que tienen un buen sistema defensivo, por lo que reciben pocos remates y, en consecuencia, pocos goles.

En la siguiente tabla presentamos a los cinco arqueros con menos goles recibidos por 90 minutos jugados a lo largo de las últimas tres temporadas. Nos damos cuenta que Brayan Cortés ocupa los dos primeros lugares, lo que podría deberse a que Colo Colo ha tenido un muy buen rendimiento defensivo durante las últimas dos temporadas.

Tiros atajados

La cantidad de tiros atajados también es una métrica que se utiliza frecuentemente para analizar el rendimiento de los arqueros. Esta estadística también es sencilla de obtener, pero tiene la desventaja de que favorece a los arqueros de los equipos que defienden mal, ya que es más probable que tengan más tiros atajados si su equipo permite que el rival remate más veces.

A continuación mostramos a los cinco arqueros con más tiros atajados por 90 minutos considerando las últimas tres temporadas. El hecho de que los dos arqueros con mayor cantidad de tiros atajados por 90 minutos, Augusto Batalla y Nelson Espinoza, sean del mismo equipo evidencia que esta métrica tiende a favorecer a los porteros que reciben más tiros al arco.

Un caso interesante de analizar es el de Fernando De Paul. El actual arquero de Everton se encuentra entre los arqueros con menos goles recibidos y entre los porteros que más remates han atajado. Por lo tanto, podemos comenzar a pensar que los buenos números de Fernando De Paul no están tan influenciados por el rendimiento de su equipo y responden a buenas actuaciones individuales.

Porcentaje de tiros al arco atajados

El porcentaje de tiros al arco atajados permite disminuir la influencia del desempeño defensivo de su equipo en el análisis del rendimiento de un arquero. Se obtiene como la división entre el número tiros atajados y la cantidad de remates al arco recibidos. Al hacer esto, se deja de favorecer a los arqueros que reciben más tiros. Mientras mayor es el porcentaje de tiros al arco atajados, mejor es el desempeño del arquero.

En la siguiente tabla se muestran los cinco arqueros con mayor porcentaje de remates atajados en las últimas tres temporadas. Fernando De Paul se encuentra en el primer lugar, lo que puede ir confirmando nuestra teoría de que está teniendo un buen rendimiento individual. Otro arquero destacable es Augusto Batalla, que se encuentra en el primer lugar de tiros atajados y en el segundo lugar de porcentaje de tiros atajados. Esto quiere decir que, a pesar de que su número de atajadas se debe en parte a que O’Higgins permitió muchos tiros al arco, su actuación individual salvó a su equipo de recibir aún más goles.

Una limitación de esta estadística es que no se considera la distancia desde la que se efectuaron los remates, y generalmente los remates desde lejos son más fáciles de atajar que los remates desde cerca porque el arquero tiene más tiempo para reaccionar y porque es menos común la combinación entre un disparo potente y bien dirigido, por lo general son remates fuertes dirigidos al centro del arco o remates con buena ubicación, pero despacios.

Goles esperados por gol recibido

Explicados de manera sencilla, los goles esperados representan el número de goles que un equipo debería haber anotado. Estos se calculan a partir varios factores, siendo los más importantes los lugares de la cancha en que se realizaron los tiros al arco y si estos remates se hicieron con la pierna hábil del jugador.

La formula propuesta para medir a los arqueros

Por lo general, los goles esperados y el número de goles que efectivamente se convirtieron no son iguales, lo que puede deberse a dos motivos: un buen o mal desempeño de los rematadores y/o un buen o mal desempeño del arquero. Por lo tanto, una manera de evaluar el rendimiento de los porteros es comparar la cantidad de goles que debería haber recibido con la cantidad de goles que recibió, mediante la división entre los goles esperados en contra y los goles recibidos.

Si esta métrica tiene un valor mayor que uno significa que el portero recibió menos goles de los que debería, mientras que si es menor que uno significa que le hicieron más goles de los que deberían haberle convertido. En resumen, mientras mayor sea esta métrica, mejor fue el desempeño del arquero. En la tabla se presentan los cinco arqueros con más goles esperados por gol recibido en las últimas tres temporadas. Podemos observar que se repiten cuatro de los cinco nombres que aparecieron en el top de arqueros con mayor porcentaje de tiros atajados.

A Fernando de Paul deberían haberle marcado más del doble de los goles que le han hecho, sin lugar a dudas su rendimiento en lo que va de esta temporada ha sido superlativo. El caso de Augusto Batalla también es destacable. A pesar de que su alto número de atajadas se debe a que O’Higgins recibió muchos tiros durante la temporada pasada, salvó a su equipo de recibir cerca del doble de los goles que en realidad le hicieron.

Por último, la presencia de Brayan Cortés en esta lista muestra que la poca cantidad de goles recibidos por Colo Colo este año se deben a una combinación entre un buen rendimiento defensivo del equipo junto con buenas actuaciones de su arquero.

Esta estadística también tiene una pequeña desventaja. Como mencionamos anteriormente, la diferencia entre goles esperados y goles convertidos también puede explicarse por una actuación muy buena o muy mala de los rematadores, por lo que un valor alto de goles esperados en contra por gol recibido puede deberse a que los rematadores tiraron la pelota fuera del arco o a que sus remates salieron a posiciones del arco fáciles de atajar. De la misma manera, valores bajos de esta métrica pueden deberse a que el arquero se enfrentó a rematadores que lograron ubicar la pelota en lugares difíciles de atajar (los ángulos, por ejemplo).

De todas maneras, a lo largo de un torneo un arquero se enfrenta a muchos delanteros que tienen distinta capacidad de definición, manteniéndose como única constante el arquero en cuestión. Por lo tanto, mientras más partidos se consideren, la métrica de goles esperados por gol recibido se hace cada vez más confiable.

Conclusiones

Analizar varias métricas al mismo tiempo permite a darle un mejor contexto a los datos, ayudando a disminuir el impacto del nivel defensivo de un equipo en el análisis del rendimiento de su arquero.

Si nos queremos centrar sólo en una métrica, los goles esperados por gol recibido permiten tener una idea de cuántos goles le convirtieron a un arquero en relación a la cantidad de goles que le deberían haber hecho de acuerdo con la cantidad y calidad de remates que salvó, por lo que es la mejor manera de aislar el rendimiento individual del arquero de la influencia del nivel defensivo de su equipo.

En caso de no contar con métricas tan avanzadas como los goles esperados, el porcentaje de tiros al arco atajados parece estar altamente correlacionado con esta métrica, por lo que puede representar una buena primera aproximación al rendimiento individual de un arquero. Otra opción es combinar distintas estadísticas en una, como por ejemplo dividir el número de tiros atajados por la cantidad de tiros recibidos. Esta sería una medida de cuantos tiros tuvo que atajar el arquero por cada gol que le hicieron, y mientras mayor sea su valor mejor es el rendimiento.

Por último, si se desea hacer un análisis aún más preciso del rendimiento de un arquero, se puede utilizar la métrica de goles esperados luego del tiro, que corresponde a una versión más avanzada de los goles esperados, ya que toma en cuenta la posición del arco hacia la que va dirigido el remate y su velocidad, por lo que es una representación más fiel de la dificultad de atajar cada tiro al arco.

Recuerda suscribirte para recibir nuestro contenido.

--

--

La plataforma de análisis de jugadores que tu club necesita!

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store